Industria del sexo

[Importante: La industria del sexo es el objeto de este reporte con información que ha sido recopilada por l@s autor@s y no asumimos responsabilidad alguna por los datos suministrados. El espíritu de este reporte no es promover ningún tipo de práctica sexual. Menores de edad y personas sensibles a temas de sexo deberán abstenerse.]

Sexo y las Sexshop

Hemos estimado que la industria del sexo, también conocida como industria del entretenimiento para adultos (IEA), al cual pertenecen las Sexshop, tuvo un valor en el 2011, cercano a los 65 mil millones de dólares[1] en todo el mundo. En la actualidad, los datos son cada vez más fáciles de conseguir desde que los principales jugadores del sector, principalmente estudios productores de pornografía, son empresas públicas que cotizan en bolsa.[2]

Del monto mencionado, el 72.1% es pornografía y el resto se divide entre productos de consumo orientados al sexo como son juguetes, lubricantes, bondage, castigo y preservativos. Algunos adicionales pueden ser aceites y lociones para masaje, literatura y productos para despedidas de soltera, que también se encuentran en la Sexshop tradicional pero no son los de más rotación.

Sin embargo, la pornografía, principal motor de la industria del sexo, ha cambiado de soporte migrando desde las VHS de finales de los 80´s a los móviles y tablets del año 2010. Lo que ha llevado a jugadores del sector a revisar las estrategias y, como en todas las industrias, a la proliferación de nuevos competidores diseñados para competir con las reglas impuestas en el mundo Post-pc. Esta modificación en el canal tradicional de distribución que afecta a los productos digitales impacta, también, a los productos de consumo que se venden actualmente en diferentes canales, ya no nada más en las tradicionales Sexshop, sino también a través de páginas web, farmacias y tiendas orientadas a la feminidad más que al sexo machista símbolo de esta industria en los tempranos 80’s.

Estos cambios, principalmente en economías evolucionadas, lleva a que los jugadores tradicionales, dentro de la industria del sexo, revisen las estrategias en cada una de las categorías en las que participa.

Pornografía

Al igual que muchas otras industrias, este sector se ha visto fuertemente afectado desde el 2009 a la fecha, llevando a muchos de los grandes jugadores de la industria del sexo a perder dinero durante los últimos años. Entre las razones están, además de la crísis del 2008, el cambio en el canal de distribución, como se ha comentado ya, moviéndose a la Web y luego a los móviles. También, fuertes y diversas regulaciones legales en los países; y, además, las restricciones impuestas por los bancos para las transacciones con tarjeta de crédito relacionadas con los proveedores de contenido de la industria del sexo.[3]

Sin embargo, dos fenómenos han golpeado la industria del sexo transformándola para siempre. El primero, impactando principalmente en economías emergentes, es la piratería que de manera constante y permanente ha deteriorando los canales de distribución, normalmente Sexshop y clubes de video, haciendo que las pocas empresas establecidas dejen de distribuir el producto al no poder ser competitivos en contra de la informalidad y la piratería. El otro fenómeno, es la proliferación de material gratuito a través de la Web afectando fuertemente la distribución de material en medios de reproducción físicos.[4] Es importante mencionar que el material impreso y la distribución física de video ha sufrido una caída del 50% en los últimos 3 años, como evidente consecuencia de la facilidad de distribución digital yendo desde la idea de Adult web 2.0[5] hasta pequeños estudios de pornografía que liberan contenido de bajo costo.[6] Sin embargo, el valor que acumula el material de video de la industria del sexo es de más de 45 mil millones de dólares.

Existe un notable incremento en la producción y comercialización de video gay masculino sobre todo a través de móviles, IPTV[7] y VOD,[8] razón que llevó a Private en el 2009 a adquirir Sureflix, líder en producción de contenido para el mercado gay masculino con una facturación cercana a los siete millones de dólares. El resto del mercado se divide normalmente en hetero, lésbico y hardcore, respectivamente, que normalmente se encontraba tanto en estantes como en cabinas dentro de las Sexshop.

Tendencias

En la pornografía, al igual que muchos otros tipos de contenido, la tendencia es a dispositivos móviles, como medio de pago y medio de visualización, dando un giro a la industria del sexo ya que los grandes jugadores tienen que modificar estructuras y canales de distribución para adaptarse al medio. También, la proliferación del concepto Adult web 2.0 hace que sea más complicado para los productores sobrevivir con enormes costos de producción y distribución.

Juguetes

El valor de los juguetes,[9] dentro de la industria del sexo, es aproximadamente de cinco mil millones de dólares, con crecimiento a doble dígito durante los últimos 5 años. Esto, junto con la apertura de la información, ha llamado la atención de empresas importantes como es el caso de Philips, que lanzó en el 2007 el Sensual Dual Massager y que mantiene en algunas capitales europeas a la venta, Durex, con la línea Play, y Amazon.com como canal de distribución masivo. Es evidente que el arribo de jugadores importantes es determinante en liberar la industria del sexo de tabúes y miedos, haciendo que este tipo de aditamentos de la vida sexual se encuentren en farmacias y departamentales,[10] facilitando la adquisición y evitando la penosa visita a una Sexshop, sobre todo la primera vez.

Antes a la llegada de jugadores globales y la apertura de nuevos canales, existían empresas europeas que han liberado el sector de la imagen fálica vulgar y soez, llevando los juguetes a fronteras divertidas, sexys y, además, seguras, como es el caso de Fun Factory y Lelo, que han estado presentes en diferentes Sexshop desde hace años. Este tipo de Marcas, orientadas desde la óptica femenina, refrescaron el escenario y propusieron una nueva tendencia en Europa y, tiempo después, en América.

Al igual que en otro tipo de productos, en las economías emergentes la proliferación de productos de mala calidad y, a veces, importados ilegalmente hacen que sea una industria de precio bajo e informalidad, haciendo de los juguetes de alta gama casi imposibles de encontrar en una Sexshop tradicional. Sin embargo, en países desarrollados la incursión de marcas reconocidas, como son Philips y Durex, sumado al desarrollo de una industria orientada a la mujer han logrado abrir mercados para nuevas marcas y productos de nueva generación.

Tendencias

Los materiales como el silicón de grado quirúrgico es lo que se encuentra en los juguetes que son tendencia. También, tendrán que ser sumergibles, o por lo menos resistentes al agua, y, además, usar baterías Li-ion recargables con claras indicaciones de ser eco-friendly desde el packaging. De colores y formas todas las existentes, variando desde los matices naïve hasta los vintage para esta temporada. Mientras se explotan las vertientes de diseño de los juguetes para adultos, estos mantendrán crecimiento por los próximos años en las estanterías de las Sexshop.

Bondage y Sadomasoquismo

El placer de amarrar, ser amarrado, castigar y ser castigado contribuye en más de tres mil millones de dólares a las ventas de la industria del sexo, a través de los aditamentos necesarios para lograrlo de forma segura. Dentro de esta categoría, la mayor parte de las ventas son ataduras de manos y pies en variantes de esposas y, también, artefactos de castigo como pueden ser cuartas y fustas. Sin embargo, existe un segmento subyacente que lleva el bondage a una práctica más intensa, como es el caso de los practicantes de Shibari,[11] que tiene un congreso anual.[12] Para estas avanzadas prácticas se requiere equipo mucho más profesional y robusto, que mantenga a los practicantes en un ambiente de seguridad y placer, el cual no se encuentra facilmente en las Sexshop tradicionales.

En economías emergentes, el precio de algunos aditamentos para esta práctica, que son los recomendables porque están diseñados para uso humano, son de precio elevado ya que son de importación, ocasionando que muchos practicantes utilizan para sujetar lo que tengan a mano, como son partes de la vestimenta, cinturones, cordones de zapatos que, si bien despiertan el juego de pareja, no son recomendables para usar en humanos porque pueden llegar a herir a alguno de los participantes, mucho menos usados por principiantes.

Tendencias

La información disponible hace que sea más fácil comercializar y adquirir productos para realizar una práctica de bondage segura. También, la apertura de la sexualidad permite que cambie la idea de algo negativo o mórbido a algo divertido y que sirve de aditamento a las relaciones de pareja, siempre que se realice con seguridad y previo consentimiento de las partes involucradas. Existen algunas marcas de lencería que han incursionando en la industria del sexo a través de aditamentos de castigo, como es el caso de Agent Provocateur y Mila que han puesto a la venta fustas de castigo con cristales Swarovski.

Por esta razón, veremos mejores diseños pensados en practicantes amateur y materiales más suaves, que permitan una práctica sencilla de ejecutar en un ambiente de seguridad. También, más marcas de lencería lanzarán accesorios de castigo y sujeción para distinguir su propuesta de otras marcas competidoras, asumiendo más riesgo.

Lubricantes íntimos

El tamaño del mercado de lubricantes íntimos en el mundo es de más de dos mil millones de dólares al año, con incrementos a doble dígito en los últimos años.[13] Es interesante ver K-Y Jelly, como marca, ha existido desde 1917[14] pero es hasta la época de los 80s que se puede encontrar como un OTC.[15] Desde la época de los 80s, el lubricante íntimo se ha incorporado como un producto de consumo necesario no sólo como paliativo de resequedad de la vagina, también como un enriquecedor de la relación sexual, llevándolo en los 90s a una explosión de marcas con diferentes propuestas de sabor, olor, color, textura y desempeño.

El incremento en el consumo de este producto se ha exacerbado con la tendencia de la mujer a resequedad vaginal, que puede ser causada por una infinidad de razones, como son: pene circuncidado,[16] periodos de lactancia, hormonales, embarazo, cambios hormonales, cremas y espumas anticonceptivas, antihistamínicos, ansiedad, etc. También, con la liberación femenina y la posibilidad de experimentar una relación sexual plena y satisfactoria este tipo de enriquecedores se convierten en un producto de uso común. Como consecuencia de su mayor uso, cadenas de minoristas como Wal Mart en EEUU y Tesco en UK han incorporado estos productos en algunas tiendas dentro de la categoría de higiénicos, abriendo el camino a la Sexshop a buscar nuevas Marcas y tendencias para alejarse de la competencia agresiva de los grandes minoristas, pero incrementando en general el valor de la industria del sexo.

Tendencias

Después de la explosión de lubricantes estimulantes, los orgánicos y amigables con el ambiente son los que se han tomado escenario, que es una tendencia en todas las industrias en general, no únicamente la del sexo. Finalmente, la tendencia es a la combinación de grupos de características según el segmento y presencia en un amplio rango de canales de distribución más allá de farmacias y sexshop.

Preservativos

Las ventas de Durex, líder mundial en venta de preservativos, durante el ejercicio del año 2010 fueron de de 293.7 millones de libras esterlinas y ellos poseen más del 30% del mercado de preservativos con marca, como indica en su sitio web:

“Durex has been making highest quality condoms for nearly 80 years. With over 30% of the global branded condom market, it’s the no. 1 condom brand in the world. Development of Durex has led to an expansion of the product range to include Durex Play lubricants and vibrators. Durex condoms continue to go from strength to strength with new products such as Durex Tingle and Pleasuremax.”[17]

Entonces, el valor del mercado de condones con marca a nivel mundial es de mil quinientos noventa millones de dólares,[18] y, según afirma Strategy R[19] en su sitio web, el valor del mercado total es de cerca de seis mil millones de dólares, lo que nos lleva a deducir que valor del mercado de condones sin marca es de cuatro mil quinientos millones de dólares. En unidades, ronda las 27 mil millones anuales, dentro de los cuales la participación de los condones con marca está cerca del 20%.

El crecimiento mundial en ventas de condones con marca del 2006 al 2011 ha sido de un 19.65%[21] anual, como consecuencia del cambio en la percepción del consumidor del uso del condón como algo necesario a un enriquecedor de la relación, la inclusión de la mujer como objetivo de las campañas publicitarias y, como en muchos otros productos relacionados con la industria del sexo, la expansión de los fabricantes a otros canales como farmacias, minoristas y tiendas de conveniencia, más allá de las Sexshop.

En la mayoría de los países en vías de desarrollo, el valor del mercado de preservativos es bajo,[22] aunque ha crecido en los últimos años.[23] A pesar de este crecimiento, no representa un negocio lucrativo para los especialistas[24] y, en general, se tienen únicamente por servicio ya que, además de la poca cultura en este tema y venta en otros canales, está la presencia de condones sin marca, de baja calidad, piratas y de contrabando.[25]

Tendencias

El condón en aerosol ha sido suspendido y, aparentemente, no se continuará el desarrollo debido a varios problemas como la duración y la forma de aplicarlo, según está explicado de forma clara y contundente en el sitio http://www.kondomberatung.de/ del Instituo alemán para asesoría en condones.

Lo que está en desarrollo aún es el condón invisible de la Université Laval de Quebec en Canadá, que está basado en la idea de un gel térmico que se endurece con la temperatura de la vagina o el recto e inhibe enfermedades como VIH y herpes simplex… del embarazo dice poco.


[1] Este dato lo calculamos a partir de diversas fuentes y el seguimiento desde el año 2006, cuando el valor de la industria del sexo fue estimado cercano a los 50 mil millones de dólares.
[2] Playboy (PLB) y Private (PRVT), por ejemplo.
[3] Son mucho más estrictos con proveedores de contendio de la industria del sexo y, en muchos casos, las entidades financieras simplemente no aceptan trabajar con este tipo de empresas.
[4] DVD, VHS
[5] Las herramientas disponibles de costo 0 y baja curva de aprendizaje permiten la proliferación de contenido producido por los otrora usuarios, en este caso se refiere al contenido para adultos pero es el mismo fenómeno visto en la llamada web 2.0.
[6] El costo de un sitio para transmisión de vídeo puede ser de unos cinco mil dólares en países desarrollados, mientras que en países en vías de desarrollo se puede hacer por la mitad.
[7] Internet Protocol Television.
[8] Video on Demand.
[9] Nos referimos como juguete sexual a cualquier artefacto que sirve de estimulación para las zonas erógenas y para el juego entre parejas, pero que fue diseñado ex profeso.
[10] Esto es en capitales europeas del norte y occidentales.
[11] En japonés se refiere a la práctica de la sujeción con cuerdas entre humanos.
[12] http://www.shibaricon.com/
[13] Existe una correlación cercana a 1 entre condones y lubricantes íntimos, donde la mujer es el consumidor más importante en ambos casos.
[14] http://www.k-y.ca/faq
[15] Over the counter (sobre el mostrador, productos distribuidos en farmacias que no requieren receta médica a diferencia de los éticos).
[16] http://journal.nzma.org.nz/journal/116-1181/595/
[17] http://www.rb.com/Media-investors/Category-performance/Health (06/05/2012).
[18] 1’580,693,400 dólares serían 979’000,000 libras esterlinas al tipo de cambio 1.6146 (6/05/2012).
[19] http://www.strategyr.com/Condoms_Market_Report.asp (06/05/2012).
[20] En dinero es una particpación del 25%, esto derivado del precio del condón con marca que es más elevado que sin marca.
[21] Calculado usando la fórmula TACC (Tasa anual de crecimiento compuesta).
[22] En México es de cuatro perservativos per cápita. Carlos García de León, director de Prevención y Participación Social de Censida (Milenio Diario, 12/02/2012).
[23] En México, en el 2006 era de menos de un condón per cápita al año. Mario Ramírez, director para latinoamérica de SSL International (CNNExpansion.com, 27/04/2007).
[24] Sexshop
[25] Al menos un atributo y cualquier combinación o todos es válida.